Revista h

Edición N°74

La ayahuasca está cada vez más de moda, al punto que ya se ha convertido en un atractivo turístico y un producto de alcance global. Gente de todo el mundo está llegando a distintas localidades de la selva peruana para consumir ayahuasca u otras plantas amazónicas, muchas veces sin siquiera tener claro qué están haciendo o qué piensan sacar en limpio de ello. Lo importante es probar y ver qué pasa. En esos casos, de lo que se trata es de acumular experiencias vitales, y cada quien elige las suyas. Pero también existe un importante caudal de testimonios y opiniones serias que sostienen que los beneficios de las plantas amazónicas son reales y que pueden cambiar la vida de las personas. Incluso, se les atribuye el poder de curar algunas enfermedades. Es tarea de los científicos investigar para, en el futuro, poder trazar una línea clara entre los efectos comprobables y la charlatanería que sin duda está ganando terreno, como ocurre con todo lo que se convierte en tendencia y, por lo tanto, también en negocio. Lo cierto es que cualquier herramienta que nos permita penetrar en nuestro interior y nos ayude a encontrar respuestas merece ser tomada en serio y analizada. Con rigor, pero también con el respeto que se han ganado los saberes ancestrales. No en vano están vigentes desde hace cientos o miles de años.


Jaime Cordero
Editor


(+51) 202 3000
contacto@revistah.pe