Revista h

Edición N°79

Es sumamente significativo que, en sus primeros días de mandato, el nuevo presidente de la República Martín Vizcarra haya visitado un colegio, un hospital y el norte del país afectado por El Niño costero de 2017. He ahí una clara declaración de prioridades, mucho más contundente que su primer discurso ante el Parlamento, tan cargado de generalidades. Como señalamos en nuestra edición de febrero, el norte necesita con urgencia que se cumplan las promesas de una reconstrucción rápida: ya ha pasado más de un año y pedirle a los damnificados paciencia solamente deja en evidencia la falta de empatía con la que muchos funcionarios enfrentan la desgracia ajena. Es de esperarse que Vizcarra sea más sensible al histórico desdén con el que Lima ha tratado al resto del país. Algo similar puede decirse de la salud y de la educación. El día que nos preocupemos por los indicadores para evaluar la comprensión lectora y la competencia matemática más que por una o dos décimas del PBI, podremos decir que estamos realmente enfilados hacia el desarrollo. Por ahora andamos muy lejos de eso, y con pocas perspectivas de cambio. Pero si pensamos que la responsabilidad es del presidente seguiremos por siempre fregados. Es mejor que asumamos de una vez que somos nosotros, los ciudadanos, quienes debemos marcar las prioridades. Y son los gobernantes quienes deben actuar en consecuencia. Para eso votamos.


Jaime Cordero
Editor


(+51) 202 3000
contacto@revistah.pe